Con la Resurrección y la subida al cielo Jesús termina su misión terrena. Jesús mismo ha pedido a la comunidad discipular ser continuadora de su causa.

25

ABRIL
Lunes
2ª Semana de Pascua
Marcos, evangelista (s.I)


1Pe 5,5b-14: Los saluda Marcos, mi hijo

Que cada uno se revista de sentimientos de humildad para con los demás, porque Dios resiste a los soberbios y otorga su favor a los humildes. Por tanto, humíllense bajo la mano poderosa de Dios, y a su tiempo él los elevará. Encomienden a Dios sus preocupaciones, que él se ocupará de ustedes. Sean sobrios, estén siempre alertas, porque su adversario el Diablo, como león rugiendo, da vueltas buscando a quien devorar. Resístanlo firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos por el mundo sufren las mismas penalidades. EI Dios de toda gracia que por Cristo Jesús los llamó a su gloria eterna, después que hayan padecido un poco, los restablecerá y fortalecerá, los hará fuertes e inconmovibles. A él sea el poder y la gloria por los siglos. Amén. Les escribo estas breves letras por medio de Silvano, a quien considero un hermano fiel, para aconsejarlos y asegurarles que ésa es la verdadera gracia de Dios: manténganse en ella. Los saluda la comunidad de elegidos de Babilonia y también Marcos, mi hijo. Salúdense mutuamente con el beso fraterno. Paz a todos ustedes, los que están unidos a Cristo.


Sal 88: Cantaré eternamente las misericordias del Señor


Mc 16,15-20: Anuncien el Evangelio a toda la creación

En aquel tiempo se apareció Jesús a los Once, y les dijo: «Vayan por todo el mundo proclamando la Buena Noticia a toda la humanidad. Quien crea y se bautice se salvará; quien no crea se condenará. A los creyentes acompañarán estas señales: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán lenguas nuevas, agarrarán serpientes; si beben algún veneno, no les hará daño; pondrán las manos sobre los enfermos y se sanarán». El Señor Jesús, después de hablar con ellos, fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos salieron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba la palabra con las señales que la acompañaban.


Comentarios

Con la Resurrección y la subida al cielo Jesús termina su misión terrena. Jesús mismo ha pedido a la comunidad discipular ser continuadora de su causa. Por eso, Marcos finaliza su evangelio con el mandato misionero a los Once apóstoles. Este mandato consiste en anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, que será acompañado por las mismas señales que realizaba Jesús: curaciones, expulsión de demonios, y otros prodigios que comprueban la presencia providente de Dios que guía y acompaña. De hecho, la misión consiste justamente en restablecer a la humanidad herida y abatida: es una inyección de vida nueva que transforma a las personas, abre los corazones cerrados y permite entrever otra realidad, de justicia y misericordia, solidaridad y fraternidad. No hay más tiempo; si no reencontramos las fuerzas para cambiar nuestras vidas, como exhorta Pedro en la primera Lectura, Dios no podrá hacer llevaderas nuestras preocupaciones y será difícil tener el vigor suficiente para luchar contra las fuerzas que se oponen a la Vida. ¡Si evangelizas te humaniza!

Visto 458 veces

Please publish modules in offcanvas position.