La humanidad de Jesús, que fue la manera concreta como vivió la experiencia de Dios, no fue el resultado de una práctica devocional, intelectual, de fuga...

1

DICIEMBRE
Lunes
1ª Semana de Adviento
Eloy (660)


Is 25,6-9: El Señor dará una fiesta

Aquel día, el Señor Todopoderoso ofrecerá a todos los pueblos, en este monte, un festín de manjares suculentos, un festín de vinos añejados, manjares deliciosos, vinos generosos. Arrancará en este monte el velo que cubre a todos los pueblos, el paño que tapa a todas las naciones y aniquilará la muerte para siempre. EI Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros y alejará de la tierra entera la humillación de su pueblo, lo ha dicho el Señor. Aquel día se dirá: Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara: celebremos y festejemos su salvación.


Salmo 22: Habitaré en la casa del Señor por años sin término


Mt 15,29-37: Sanaba a los enfermos

En aquel tiempo, Jesús se dirigió al lago de Galilea, subió a un monte y se sentó. Acudió una gran multitud que traía cojos, lisiados, ciegos, mudos y otros muchos enfermos. Los colocaban a sus pies y él los sanaba. La gente quedaba admirada al ver que los mudos hablaban, los cojos caminaban, los lisiados quedaban sanados y los ciegos recobraban la vista. Y todos glorificaban al Dios de Israel. Jesús llamó a los discípulos y les dijo: Me compadezco de esta gente, porque llevan tres días junto a mí y no tienen qué comer. No quiero despedirlos en ayunas, no sea que desfallezcan en el camino. Le dijeron los discípulos: ¿Dónde podríamos, en un lugar tan despoblado como éste, conseguir suficiente pan para toda esta gente? Jesús les preguntó: ¿Cuántos panes tienen? Ellos le contestaron: Siete y algunos pescaditos. Él ordenó a la gente que se sentara en el suelo. Tomó los siete panes y los pescados, dio gracias, partió el pan y se lo dio a los discípulos; éstos se los dieron a la multitud. Comieron todos hasta quedar satisfechos, y con los restos llenaron siete canastos.


Comentarios

La humanidad de Jesús, que fue la manera concreta como vivió la experiencia de Dios, no fue el resultado de una práctica devocional, intelectual, de fuga, ni de aislamiento de las realidades del mundo. Jesús llegó a los niveles de humanidad que alcanzó ya la experiencia de Dios que transmitió, como el resultado de todo un proceso vital e histórico, conflictivo y polémico que le puso en dificultad con su familia, sus conciudadanos, con el poder político y con la religión. Jesús siempre estuvo en contacto con los más necesitados: enfermos, de toda índole; y gente que para el común, eran vagabundos y despreciables. Fue con ellos donde Jesús movilizó toda su compasión y asumió que Dios es el defensor de las víctimas que hay en la historia. El cristiano está llamado a ser como Jesús y a experimentar la humanidad en sus niveles más altos, viviendo la compasión, la misericordia y la inclusión. Esta es la manera concreta de ser fiel a Jesús de Nazaret.

 

 

Visto 123 veces

Please publish modules in offcanvas position.