La gente al igual que la ciudad/Jerusalén debe hacer un discernimiento para aceptar la propuesta de Jesús o aceptar la propuesta del poder. Todo imperio, requiere de un evangelio y de una religión idolátrica para mantener...

18

NOVIEMBRE
Jueves
33ª Semana Ordinario
Basílicas de Pedro y Pablo
Rosa Filipina Duchesne (1852)


1Mac 2,15-29: Viviremos según la alianza

En aquellos días, los funcionarios reales encargados de hacer apostatar por la fuerza llegaron a Modín, para que la gente ofreciese sacrificios, y muchos israelitas acudieron a ellos. Matatías se reunió con sus hijos, y los funcionarios del rey le dijeron: Eres un personaje ilustre, un hombre importante en este pueblo, y estás respaldado por tus hijos y parientes. Adelántate para ser el primero en cumplir la orden del rey, como lo han hecho todas las naciones, y también los hombres de Juda y los que han quedado en Jerusalén. Tú y tus hijos recibirán el título de grandes del reino, los premiaran con oro y plata y muchos regalos. Pero Matatías respondió en voz alta: Aunque todos los súbditos en los dominios del rey obedezcan, abandonando la religión de sus padres, y aunque prefieran cumplir sus órdenes, yo, mis hijos y mis parientes viviremos según la alianza de nuestros padres. ¡Dios nos libre de abandonar la ley y nuestras costumbres! No obedeceremos las órdenes del rey, desviándonos de nuestra religión ni a la derecha ni a la izquierda. Después, dejando en la ciudad cuanto tenía, él y sus hijos huyeron a las montañas. Por entonces, muchos judíos amantes de la justicia y el derecho bajaron al desierto para instalarse allí, porque deseaban vivir santamente según su ley.


Salmo 49: Al que sigue buen camino le haré ver la salvación de Dios


Lc 19,41-44: No reconociste la visita de Dios

En aquel tiempo, al acercarse y divisar la ciudad de Jerusalén, Jesús dijo llorando por ella: Ojalá tú también reconocieras hoy lo que conduce a la paz. Pero eso ahora está oculto a tus ojos. Te llegará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán y te cercarán por todas partes. Te derribarán por tierra a ti y a tus hijos dentro de ti, y no te dejarán piedra sobre piedra; porque no reconociste el momento en que fuiste visitada por Dios.


Comentarios

La gente al igual que la ciudad/Jerusalén debe hacer un discernimiento para aceptar la propuesta de Jesús o aceptar la propuesta del poder. Todo imperio, requiere de un evangelio y de una religión idolátrica para mantener a los heles enajenados en la mentira. El "evangelio" del Imperio Romano, anunciaba paz, prosperidad y seguridad. Resulta irónico que Jerusalén (ciudad de paz), haya sucumbido a la propuesta del imperio y, no reconozca los caminos que conducen a la verdadera paz propuesta de Jesús. Cuando Lucas escribe su evangelio (alrededor de los 80 d.C) la ciudad de Jerusalén ya había sido destruida y arrasada por las tropas Romanas (70 d.C), así que al historiador Lucas no le resulta difícil describir la destrucción de Jerusalén. En el ámbito teológico era difícil de creer: ¿Cómo es que Dios abandonó a la ciudad y al templo? Todo se vino abajo, porque la ciudad se volvió asesina, inhóspita, violenta y no reconoció la visita de Dios. ¿Tu ciudad reconoce la presencia de Dios en medio de ella?

 

 

Visto 166 veces

Please publish modules in offcanvas position.