Estas imágenes apocalípticas que describe el evangelio de Marcos han seducido a muchas personas que viven obsesionadas con el "fin del mundo". Gracias a Dios, nuestra teología ha sido enriquecida...

14

NOVIEMBRE
Domingo
33° Ordinario
Gertrudis (1302)


Daniel 12,1-3: Por aquel tiempo se salvará tu pueblo

Por aquel tiempo, se levantará Miguel, el arcángel que se ocupa de tu pueblo: serán tiempos difíciles, como no los hubo desde que existen las naciones hasta ahora. Entonces se salvará tu pueblo: todos los inscritos en el libro. Muchos de los que duermen en el polvo despertarán: unos para vida eterna, otros para ignominia perpetua. Los maestros brillarán como brilla el firmamento, y los que convierten a los demás, resplandecerán como estrellas, perpetuamente.


Salmo 15: Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti


Hebreos 10,11-14.18: Cristo se ofreció por nosotros

Hermanos: Todo sacerdote se presenta a oficiar cada día y ofrece muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar pecados. Cristo, en cambio, después de ofrecer un único sacrificio por los pecados, se sentó para siempre a la derecha de Dios y se queda allí esperando a que pongan a sus enemigos como estrado de sus pies. Porque con un solo sacrificio llevó a perfección definitiva a los consagrados. Ahora bien, si son perdonados, ya no hace falta ofrenda por el pecado.


Marcos 13,24-32: El Señor reunirá a sus elegidos

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: En aquellos días, después de esa tribulación el sol se oscurecerá, la luna no irradiará su resplandor, las estrellas caerán del cielo y los ejércitos celestes temblarán. Entonces verán llegar al Hijo del Hombre entre nubes, con gran poder y gloria. Y enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos desde los cuatros vientos, de un extremo de la tierra a un extremo del cielo. Aprendan del ejemplo de la higuera: cuando las ramas se ablandan y brotan las hojas, saben que está cerca la primavera. Lo mismo ustedes, cuando vean suceder aquello, sepan que el fin está cerca, a las puertas. Les aseguro que no pasará esta generación antes de que suceda todo eso. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. En cuanto al día y la hora, no los conoce nadie, ni los ángeles en el cielo, ni el hijo; sólo los conoce el Padre.


Comentarios

Marcos nos propone reflexionar acerca de "los últimos tiempos" donde será la revelación definitiva de Jesús, en su papel de juez universal. Para mostrar cómo llegará el "Hijo de lo Humano" (traducción más correcta), Marcos recurre al género apocalíptico que era popular en tiempos de Jesús y tenía la intención de dar esperanza al pueblo oprimido. No podemos entender Mc 13,24-32 si no "revelamos" qué es el género apocalíptico ¿Qué podemos aprender de él?


La literatura apocalíptica es la experiencia de las personas oprimidas, que expresan su cosmovisión de la vida, y del mundo, por medio de imágenes mitológicas "extraordinarias". La apocalíptica se originó con el libro de Daniel que influyó tremendamente a los escritores cristianos. En el género apocalíptico toda la creación de Dios entra en conflicto, entre "el bien y el mal", para dar paso a una nueva realidad. Los mitos cósmicos: sol, luna, estrellas, cielo, tierra, caos, terremotos, señales milagrosas en el cielo, "des-ocultan" la presencia de Dios en la historia que actúa en la figura del "Hijo de lo Humano".


Los seguidores de Jesús se imaginaban el "reino de Dios" en dos etapas: (a) una, la que Jesús comienza con su predicación, sanación, expulsión de demonios y predicación a la gente sencilla, por medio de parábolas, (b) la otra, la del reino de Dios abierto al futuro, donde los seguidores de Jesús finalmente se encuentren con el Creador en el Juicio Final. Pero, antes que sea el gran Juicio, es necesario que la comunidad viva ciertos años aquí en la tierra, o en el caso del libro del Apocalipsis, mil años antes de que sea el Juicio Universal.


Estas imágenes apocalípticas que describe el evangelio de Marcos han seducido a muchas personas que viven obsesionadas con el "fin del mundo". Gracias a Dios, nuestra teología ha sido enriquecida a través de la historia, y ahora, celebramos el que Dios no va a destruir su creación, por ser ésta buena. Sería injusto creer que Dios que con tanto amor, paciencia y cariño ha preparado su creación, para que sus hijos vivan, ahora la condene a la destrucción. Además, la misión del género apocalíptico no es causar miedo, al contrario, es "des-ocultar", hacer visible, tangible, audible, entendible, algo que estaba oculto, invisible e ininteligible. Lo que se "des-oculta" es algo que interesa a las personas que viven con los valores del reino de Jesús, que se esfuerzan por vivir su compromiso de cristianos aquí y ahora. ¿Y tú cómo vives la presencia de Dios en tu vida? ¿Tienes miedo de Dios? ¿Experimentas a Dios como un amigo íntimo en tu vida?

Visto 215 veces

Please publish modules in offcanvas position.