Siguiendo la reflexión de los días anteriores, vamos penetrando en el misterio que encierra la vida de fe, en este caso, en el potencial evangelizador de la comunidad creyente.

11

NOVIEMBRE
Jueves
32ª Semana Ordinario
Martín de Tours (397)


Sab 7,22-8,1: La Sabiduría es reflejo de la luz

La sabiduría es un espíritu inteligente, santo, único, múltiple, sutil, ágil, penetrante, inmaculado, transparente, invulnerable, bondadoso, agudo, independiente, benéfico, amigo del hombre, firme, seguro, sereno, que todo lo puede, que todo lo vigila, que en todos los espíritus penetra, en los inteligentes, en los puros, en los sutilísimos. La Sabiduría es más móvil que cualquier movimiento, y, en virtud de su pureza, lo atraviesa y lo penetra todo; porque es exhalación del poder divino, emanación purísima de la gloria del Omnipotente, por eso nada inmundo se le pega. Es reflejo de la luz eterna, espejo nítido de la actividad de Dios e imagen de su bondad. Siendo una sola, todo lo puede; sin cambiar en nada, renueva el universo, y, entrando en las almas buenas de cada generación, va haciendo amigos de Dios y profetas; pues Dios ama sólo a quien convive con la Sabiduría. Es más bella que el sol y que todas las constelaciones, comparada a la luz del día, sale ganando, 3pues a éste lo releva la noche, mientras que a la Sabiduría no la puede el mal. Se despliega con vigor de un extremo al otro y gobierna el universo con acierto.


Salmo 118: Enséñame, Señor, tus leyes


Lc 17,20-25: El reino está entre ustedes

Los fariseos le preguntaron a Jesús cuándo iba a llegar el reino de Dios y Jesús les respondió: La llegada del reino de Dios no está sujeta a cálculos; ni dirán: míralo aquí, míralo allí. Pues está entre ustedes. Después dijo a los discípulos: Llegarán días en que ustedes desearán ver uno de los días del Hijo del Hombre y no lo verán. Si les dicen: Míralo aquí, míralo allá, no vayan ni les sigan. Porque así como el relámpago brilla desde un extremo al otro del cielo, así será el Hijo del Hombre cuando llegue su día. Pero primero tiene que padecer cho y ser rechazado por esta generación.


Comentarios

Siguiendo la reflexión de los días anteriores, vamos penetrando en el misterio que encierra la vida de fe, en este caso, en el potencial evangelizador de la comunidad creyente. Una comunidad que se funda en el mandamiento del amor, que ejerce con autoridad el gesto del perdón y de la misericordia, una comunidad que ofrece el restablecimiento del vínculo con Dios, es ni más ni menos signo de la llegada del Reino. Lucas nos dice incluso que la llegada del Reino no está sujeta a cálculos de tiempos o de condiciones, Sino que "está entre ustedes" en la medida que vivamos en el estilo de Jesús. Nuevamente, la Palabra de Dios nos interpela e invita a revisar nuestras estructuras eclesiales y pastorales en vistas a expandir, cada vez más, las fronteras institucionales e implementar los modos necesarios para la inclusión de la diversidad de personas en nuestras comunidades. Mirando nuestras relaciones comunitarias: ¿Estamos haciendo que el Reino esté más cerca de nosotros, o estamos demorando su llegada?

 

 

Visto 52 veces

Please publish modules in offcanvas position.